En Egipto, un grupo de personas piden la muerte de joven cristiano que «insultó» al Islam

November 28, 2020 - 05:25 PM - 163 views

Youssef Hany, un joven maestro cristiano proveniente de Ismailia enfrenta cargos debido a una serie de comentarios publicados en sus redes sociales que según las autoridades locales constituyen una ofensa para el Islam.

había expresado su oposición a las críticas al Islam provenientes del presidente de Francia y otros ciudadanos del mismo país.

Se logró conocer que el joven fue detenido la fecha 11 noviembre, juntamente con una mujer de proveniencia musulmana de la cual solo se sabe su nombre de Facebook, Sandosa, por publicar comentarios que supuestamente son un insulto para el Islam; al día siguiente los informes dieron a conocer que ambos fueron acusados bajo el art. 98 (f) del código penal de Egipto, el cual prohíbe la difamación a una «religión celestial», entre ellas el Islam, el cristianismo y el judaísmo.

La pena por este tipo de acusación podría ser hasta de 5 años de prisión, además de una multa de 500 a 1,000 libras egipcias, de acuerdo a una ley, que exige un mínimo de seis meses de prisión para tales cargos.

Según uno de los abogados implicados en el caso, tanto Hany como la mujer detenida, fueron puestos en libertad bajo fianza el día 14 de noviembre.

El abogado Makarios Lahzy, compartió a través del medio de noticias Al-Monitor que los cargos por los cuales acusan a estas dos personas son inconstitucionales; la ley de blasfemia ha sido considerada como un dictamen que viola la libertad de expresión y la libertad religiosa, y que se opone en la mayoría de los casos a las críticas públicas contra el Islam, en lugar de defender a todas las religiones por igual.

Lahzy, quien es director del departamento de Grupos Minoritarios y Religiosos de la Comisión Egipcia de Derechos y Libertades, dijo que la ley «no define clara y expresamente el desprecio o la difamación de la religión y deja la noción suelta y poco confiable».

Los comentarios de Hany crearon una gran polémica en las redes sociales; muchos de los usuarios hicieron circular la información, generando la molestia y oposición de muchas personas, las cuales pedían que fuera juzgado y sentenciado con el castigo máximo como forma de advertencia a quienes intentaran criticar al Islam, informó el medio de noticias Al Wafd News.

El grupo de defensa Copts-United puntualizó una publicación en la que se pedía la muerte de Hany y de otras personas acusados de blasfemia.

«Debe ser asesinado. Alguien voluntario, gente, no seguiremos debatiendo con unas pocas minorías distraídas… las aplastaremos…”, mostró una captura de pantalla.

Copts señaló que Hany enfrenta cargos por supuestamente insultar al Islam, pero los que luego ofendieron al cristianismo y pidieron su muerte no fueron puestos bajo ningún cargo, ni detención.

Por su parte, el escritor Ernest William preguntó en sus redes sociales si la ley de Blasfemia solo protege a las críticas contra el Islam. «¿No vieron las autoridades que los comentarios trascendían el desprecio por el cristianismo al desprecio por los cristianos y el llamado directo a matar no solo al Sr. Hany, sino a los coptos como minoría, como afirmó uno de ellos?», escribió William.

Debido a la publicación de Hany, tanto él como su página de Facebook fueron denunciadas por un abogado, aunado a esto las quejas presentadas por otros abogados, fue lo que impulsó a que se llevaran a cabo las investigaciones y el posterior arresto del joven.

Recientemente Al-Monitor dio a conocer que las autoridades egipcias han estado procesando la detención y el enjuiciamiento de otras personas acusadas de blasfemar, entre ellos, Ayman Rida Hanna y Mounir Masaad Hanna, quienes se encuentran detenidos desde Junio de 2019 y que a pesar de los esfuerzos y llamados a libertad, no ha habido éxito alguno.

ARTÍCULO DE INTERÉS: Autoridades rusas arrestan a «Testigos de Jehová» por cargos de extremismo

En otro de los casos se encuentra Mohammad Ashraf, un joven cómico musulmán, quien fue detenido por ofender al Islam y amenazar «los valores egipcios» mediante un vídeo cómico.

En la provincia de Sinaí un grupo de activistas han solicitado a las autoridades que se unan esfuerzos en el caso del secuestro del empresario Nabil Habashy Salameh, un cristiano copto de 61 años, quien es culpable de la construcción de la única iglesia ubicada en Bir al-Abd.

Comments(0)

Log in to comment